APP CONVIERTE CALORÍAS EN DONACIONES DE COMIDA

    Un informe de Sense Tower dice que las compras de aplicaciones por parte de usuarios de telefonía de iOS y Android creció 35 por ciento en 2017. También detalla que los ingresos por la venta de app en todo el mundo representaron ingresos por 58,6 mil millones de dólares.

    Por otra parte, el uso de aplicaciones abarca más del 80 por ciento del tiempo que los usuarios pasan en sus teléfonos móviles a nivel mundial, porcentaje que asciende a más del 90 por ciento en mercados como Argentina, México y Brasil, según el Global Digital Future de ComScore.

    En ese escenario, quedan claras dos cosas: por un lado, el negocio de las aplicaciones sigue siendo más que atractivo. Por otro, el mercado está saturado y los desarrolladores están obligados a generar ideas disruptivas si quieren superar un nivel mínimo de descargas.

    Un ejemplo es la plataforma virtual creada por el chileno Eduardo Della Maggiorallamada “Burn to Give”, que convoca a la gente a reconvertir las calorías quemadas en ejercicios físicos, para transformarlas en donaciones de alimentos.

    Según publicó el diario argentino La Voz, “Della Maggiora es un ex ejecutivo del JP Morgan en Nueva York que cambió su vida radicalmente: decidió hacer un alto en su carrera de asesorar proyectos de inversión y viajó a Tanzania, en África, para enseñar matemáticas en una aldea con pobreza extrema”.

    La plataforma se basa en una app donde los usuarios se inscriben y permiten que se tomen los datos de las calorías que van quemando al hacer ejercicio.

    Esas calorías se transforman en kilos de alimentos que son donados a personas que sufren hambre y pobreza en diferentes lugares del mundo.

    Hay dos columnas más en el sistema: los departamentos de marketing y RSE de grandes compañías que compran alimentos para ayuda social y para incentivar la vida saludable, y las instituciones internacionales de ayuda solidaria, como el World Food Programme de la Organización de Naciones Unidas (ONU), encargado de recibir y distribuir las donaciones.

    El sitio, por su parte, cobra por la interacción. Burn to Give tiene dos modalidades: una con comunidades abiertas y otra con desafíos corporativos.

    Según publica el medio argentino, el paso siguiente es donar alimentos para un destino específico, que puede ser ArgentinaVenezuela o algún país de África. Además, y ya en un proyecto más ambicioso, llegar a Estados Unidos, con el propósito de escalar en forma global.

    De acuerdo con Statista, este año, en el mundo habrá 785 millones de usuarios de aplicaciones de fitness, que obtendrán ingresos por más de 15 mil millones de dólares.

    Para 2023 se calcula que tendrán una penetración del 17% del mercado.

    Fuente: Merca2.0

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here