ERRORES QUE UN PROFESIONAL NO DEBE COMETER EN LINKEDIN

Actualmente LinkedIn tiene más de 500 millones de usuarios, de los cuales 106 millones son usuarios activos mensuales, según Kissmetrics.

Las redes sociales transformaron radicalmente la forma de comunicarnos, no sólo entre usuario-usuario, también entre marcas-públicos y, una que ha ganado relevancia en los últimos años es LinkedIn.

Si bien, es cierto que la plataforma para profesionales que adquirió Microsoft en 2017 por un acuerdo de 26 mil millones de dólares, no tiene los números de Facebook o Instagram, es un hecho que se ha convertido en un canal importante donde se construyen relaciones entre profesionales, así como también donde las marcas pueden implementar estrategias de branding, de marketing B2B y B2C.

Actualmente LinkedIn tiene más de 500 millones de usuarios, de los cuales 106 millones son usuarios activos mensuales, según Kissmetrics. Estos números permiten que el 58 por ciento de las organizaciones Business to Business utilizan la plataforma para content marketing, de acuerdo con Guidebook.

Sin duda, LinkedIn hoy por hoy es una plataforma clave para los profesionales que tienen ve en los escenarios digitales una herramienta para construir su marca personal. No obstante, hacerlo no resulta fácil, se debe tener un manejo prolijo y cuidadoso, es fácil cometer errores que, en lugar de ayudar al personal branding, podría perjudicarlo.

Así lo apuntan diversos especialistas en recursos humanos. Tras un análisis realizado por FastCompany se lograron identificar cuatro errores que los profesionales deben evitar a toda costa en LinkedIn:

LinkedIn no es Facebook

De acuerdo con Marco Montinari, un consultor de reclutamiento en Mason Frank International, los usuarios suelen confundir la función de cada red social o, en tono de broma, el tono de azul y piensan que LinkedIn puede utilizarse como Facebook, como el hecho de compartir memes, esto es un grave error que afectará la imagen personal del profesional.

Presumir

Si bien, hacer notar tus logros personales, así como tus principales cualidades y aptitudes, el excederse en el tono puede resultar perjudicial. Glenn Southam, jefe de operaciones de comercialización en Eurostaff, dice que el sitio está plagado de personas que buscan reconocimiento por sus buenas acciones, pero estas no necesitan ser promovidas (‘presumidas’). En respuesta, señala que hay que permitir que quienes te conozcan sean quienes destaquen estas virtudes, esto al final transmite una mucho mejor imagen.

Publicar por publicar

Según Greg Statham de Macildowie recruitment consultancy, las redes sociales están diseñadas para que los usuarios compartan y publiquen contenidos, pero en una red para profesionales como LinkedIn es fundamental que sus publicaciones tengan un propósito, a pocos les importa el estado de ánimo o si están a favor o en contra de cierta noticia o suceso, las publicaciones que se compartan deben tener una relación con su profesión o con algún tema coyuntural.

LinkedIn no es tu trabajo

De acuerdo con J.T. O’Donnell, CEO de WorkItDaily.com, en un artículo de Inc.com, un error de novato pero que es frecuente, es que confunden conectar con un nuevo profesional para establecer una relación. Es decir, conectar con alguien no significa que esté listo para hacerle ningún favor u ofrecer tus servicios para cambiar de trabajo.